FacebookInstagramTwitterYouTube

La pregunta más importante en la vida de Diego que le hizo a su novia...

Es la sorpresa del momento. ¡Casi de no creer! De dar las noticias a ser la noticia. Diego Martínez, conductor de “En Línea”, le pidió matrimonio a su hermosa y jovial novia, en Río de Janeiro. Y lo hizo de una forma especial, en el programa televisivo que conduce junto a Silvia Viera. ¿Cómo fue ese instante amoroso y revelador? Acá te damos todos los detalles. Preparate con el pororó para derramar algunas lagrimillas. ¡Que suenen las campanas, y seguí leyéndonos!

No es una historia de Netflix, ni una película guionada de Hollywood, pero -categóricamente- se merece un Óscar.

Este contacto internacional era solo entre compañeros del canal, hablando de los motivos que le llevaron a Diego a visitar Brasil.

Iban preguntas y respuestas en la charla "salpicada" de emociones, hasta que Silvia, en su particular curiosidad, indaga sobre la carismática pareja del conductor.

Éste confiesa que era la primera vez que hablaba sobre el tema y que iba a revelar quién es la mujer que le “mueve el piso” -o a juzgar por el sitio de la entrevista, quién es la mujer que hoy le saca "a flote" sus sentimientos.

Inesperadamente, Diego, dejándose llevar "por la corriente" de la conversación, invitó a su bella pareja -a todas luces y adorablemente de perfil bajo- a sumarse a la amena nota.

Ella contó que se llama Lorena Alderete, y que con Diego llevan varios años de conocerse. Detalló: "Vivimos la etapa de amor puro, maduro y verdadero. Esta es la etapa en la que aprendimos a dejar de lado la estéril discusión por la sólida relación. Estamos juntos por nuestra decisión. Aprendimos a comunicarnos, a lograr acuerdos, y respetarlos. Así trascendimos como pareja y encontramos nuestro 'bien común'. Estamos felices".

Desde su sencillez relevó que ambos se dieron una segunda oportunidad en noviembre pasado. “Yo siempre estuve enamorada de Diego y hoy más nunca. Estamos en las buenas y en las malas. El afecto es mutuo y nos hace fuertes y felices”, afirmó.

Por su parte, el comunicador recordó: "El 2022 nos dejó una montaña de sorpresas, nos generó un volcán de emociones; pero, todo lo que decidimos fue en frío. Esa felicidad primaveral que la sentimos hoy es porque jugamos como un gran equipo".

Tras estas románticas confesiones, en un momento dado, Silvia le pide a su dupla televisiva, con cierta picardía, sacarse la remera que tenía puesta, ya que a su criterio “veraniego” no era acorde estar así vestido en la playa.

Para responder al llamativo pedido, él (todo un caballero) -efectivamente- se saca esta prenda y en vez de quedar con el pecho “desnudo”, deja ver una sorpresa más, otra remera, pero con el asombroso mensaje para su amada novia: “La pregunta más importante de mi vida: ¿Querés casarte conmigo?”.

Al aire, este inesperado “descubrimiento” se sintió mágico, impensado, sorprendente y admirable; se notaba entre ambos un amor genuino, razonable, sincero, sólido y respetable.

Ella, sin disimular, ni ocultar sus "volcánicas" emociones, le respondió sin dudar con un “sí, quiero”, y honraron luego este decisivo paso con un tierno beso, ante la atenta mirada de los cientos de bañistas y turistas que presenciaban este acto de amor.

Tal vez ahora no muestre mi pecho, pero desnudo mi corazón para reafirmar mis sentimientos e intenciones hacia ella”, confesó el periodista, a quien se lo ve muy enamorado luego de muchos años.

Tanto Diego como Lorena aseguran que se sienten plenamente enamorados y que planean casarse en el mes de julio, durante las vacaciones de invierno. Al ser consultada sobre su relación, dijo ver en él un hombre maduro, honesto, responsable, serio, amante de la familia y protector de su entorno inmediato, cualidades que le enamoran y reafirman sus planes de pasar el resto de su vida a su lado.

Por su parte, Diego confiesa algo muy fuerte por primera vez: "Haberme ido de su vida, años atrás, fue la peor decisión que tomé siendo adulto. En ese lapso, por mi inmadurez, tuve problemas de salud, perdí genuinas amistades, alejé a algunos familiares, fracasé laboralmente en todo, me fui a piqué en mi economía; en verdad, todo mal. Esa decisión fue un imán del fracaso. Pero, todo ello, fue consecuencia únicamente de mi errada decisión, de nadie más”.

Sobre el punto, el comunicador encontró un revés en lo personal y profesional junto a su novia. "Por increíble que parezca, inmerecidamente, al volver a su lado, fue notable cómo el universo cambió a mi favor. Volví a sentir lo que es amar, me reencontré con mis amigos y seres queridos, mi vida volvió a su curso normal, despedí mis dolores de cabeza y estómago, me fue bien laboralmente, me empezó a rendir mis finanzas. El fracaso me soltó la mano”.

Por su parte, Lorena asegura que su novio le da cada día una nueva razón para amarlo y apoyarlo en todo. "Dejé de enamorarme de él, para empezar a amarlo”, añadió segura de sí misma.

¿Quién es Lorena Alderete?

“Ella es mi novia, el amor de mi vida -empieza respondiendo el presentador de las noticias y agrega-, convencido de lo que siento hacia su persona y ella hacia mí, decidimos venir a Río de Janeiro para disfrutar algunos días de este maravilloso lugar”.

El conductor de “En Línea” cuenta que su compañera de vida tiene 28 años y es muy creyente en Dios. Orgulloso revela que este 2023 ella se recibe de magíster en Educación. Dice que ejerce la docencia en educación inicial. La destaca como muy sencilla, pero desafiante en sus iniciativas como maestra de primaria. Enfatiza que admira de ella, que, una vez finalizado este curso posgrado, va por el doctorado en Educación.

Sin embargo, lo que más ama de ella es su don de gente. “Un día puede estar parada dando una magistral conferencia ante cientos de personas de todas las clases sociales y niveles educativos; y, al siguiente, cuando surge una emergencia o una necesidad, sin pestañear está conmigo en el hospital empujando una silla de ruedas, cuidando a quien en la familia nos necesita. Y lo hace sin importar su falta de descanso”, resalta al valorar que "a elegir bien también se aprende".

“Estos días tenemos planeado ir a otras ciudades. Es la primera vez que -juntos- salimos del país. Después de nuestra fiesta de casamiento pensamos ir a un país bien frío, ya que a ambos nos encanta las bajas temperaturas. Viajar es evolucionar”, reflexiona y finaliza el querido Diego Martínez de la mano de su prometida.